Hablar dos idiomas abre puertas a otras culturas

La comunidad hispana en los Estados Unidos constantemente tiene que oír que en “América se habla Inglés.” Incluso que en el debate de los candidatos republicanos para la presidencia, esto fue unos de los puntos que causó más controversia.

Trump le dijo a otro candidato que estaba en “América’ y tenía que hablar inglés. Aunque las Américas incluye todos los países de Norteamérica, Centroamérica, y Sudamérica, muchos estadounidenses usan la palabra para definir a los Estados Unidos.

Las razones para solo querer hablar inglés puede ser para unir el país con un idioma o también simplemente puede ser por razones de xenofobia, pero es claro que los estudios dicen que saber mas de un idioma tiene muchos beneficios y la gente que ha tomado el tiempo para aprender otro idioma, lo reconocen.

Tae Brown es un joven de Hendersonville que está estudiando en la Universidad de Carolina del Norte, una de las mejores universidades públicas en la nación. Brown tuvo el interés de aprender español cuando estaba trabajando en el Boys & Girls Club donde había una comunidad grande de hispanos.

Brown quiso poderse comunicar con los estudiantes y sus padres para poder hacerlos sentir más cómodos.

“Había una separación clara entre los hispanos y el resto del club pero en cuanto empecé a decir unas frases en español, las barreras se empezaron a caer. Tenían una máscara puesta y tenían miedo de hablar,” dice Brown.

Brown piensa que es muy limitante sólo hablar inglés. El piensa que el problema no es que los hispanos no pueden hablar inglés pero que tienen vergüenza por los errores que podrían cometer y que se sienten más cómodos con su idioma natal, pero en cuanto alguien intenta hablar español y se exponen en la misma manera, la barrera se cae y una relación se puede formar.

Brown viajó a México con su mejor amigo hace unos años y pudo vivir la misma experiencia que muchos hispanos cuando vienen a los Estados Unidos.

“Entiendo completamente porque uno se puede sentir incómodo hablando un idioma que no es natal. Yo no pude ser yo mismo en México porque no pude comunicarme bien,” dice Brown. “Estaba preocupado por mi acento y no quería decir algo mal y sentía que nunca me iba a acomodar a la cultura. Tenia miedo. Simplemente tenia miedo.”

Brown quiere estudiar al extranjero como parte de su educación. Pero en vez de ir a la destinación popular de España, Brown quiere incorporarse a la vida latina.

“Veo que muchos de mis compañeros van a estudiar a España pero creo que se sienten más cómodos en un contexto Europeo con gente con piel mas blanca y gente con quien se pueden identificar.  Creo que hay más para aprender en Latinoamérica y después puedo ir a España,” dice Brown.

Karen Dellinger, maestra de español en North Henderson High School también ha aprendido a comunicar y entender a la comunidad hispana con su aprendizaje de Español.

Dellinger creció en Brevard en una etapa donde no había una población grande de hispanos. A los 15 años decidió aprender español después de ver la película de Selena. Dellinger aprendió el idioma y en vez de ser un contador como quería su familia, estudió para ser una maestra de español y ahora a los 32 años ha visto como el español ha transformado su vida.

Dellinger ha viajado a México, Costa Rica, y España y ha podido disfrutar mas de esos países con su conocimiento del idioma.

“Creo que mi aprendizaje de español me ha convertido en mejor persona. Puedo hablar con doble el número de gente y puedo entender y aprender en el idioma. Me he dado cuenta que es un mundo muy grande y los Estados Unidos no es el único país que existe y he aprendido a apreciar el estilo de vida de otras culturas,” dice Dellinger.

En su clase de español, Dellinger se concentra en enseñar a sus estudiantes sobre la cultura hispana. Dice que odia entrar en un salon de español y ver que los estudiantes están aprendiendo del día del pavo en vez de una celebración que es más tradicional para la mayoría de países hispanohablantes.

Dellinger dice que parte de la razón que gente que aprende otro idioma tienen más empatía con aceptar otras culturas es porque durante el curso de aprender otro idioma, puedes aprender de la cultura y historia de la gente. Además, puedes entender la dificultad de aprender otro idioma y tienen más paciencia con los inmigrantes que vienen a este país.

“Yo acuerdo los días en la universidad cuando estudiaba español por horas. Yo entiendo que es difícil. Pero ahora creo que hasta he mejorado mi inglés con mi aprendizaje de la gramática de español. Me ha ayudado en muchas maneras.”

Cuando no está enseñando español, Dellinger está trabajando con los trabajadores migrantes. Les enseña inglés y les ayuda con cualquier servicio de traducción.

“Si necesitan un colchón y ropa, yo estoy allí. Uno de mis estudiantes llamó porque necesitaba que llamara de su parte a la clínica. Trabajan muy duro, están trabajando 12 horas al día y casi nunca tienen un descanso. Están agotados y por eso les quiero ayudar,” dice Dellinger.

Dellinger aprecia su conocimiento de español porque ha podido ayudar a esta comunidad, algo que no podría hacer sin ser bilingüe. El español ha abierto muchas puertas de oportunidades para ella. Y aunque sabe que es necesario que los inmigrantes aprendan inglés, cree que la gente necesita tener más paciencia con ellos.

“Nadie tiene el derecho de decirle a otra persona que aprendan su idioma sin tener la paciencia de ayudarles y darles tiempo de hacerlo, porque no es nada fácil.”